Evitar navegación.

Entorno

Los apartamentos Apinals gozan de un maravilloso entorno por estar situados en el valle de Chistau, valle que pertenece a la comarca de Sobrarbe, en el corazón del Pirineo aragonés; un valle rural y tranquilo, con un rico y singular patrimonio artístico y natural, en el que las tierra de cultivo, los bosques, las montañas y los lagos ofrecen al visitante una gran variedad de paisajes.

Este espléndido entorno está rodeado de impresionantes montañas como el Posets, Bachimala, Suelza, Cotiella y, por su gran valor ecológico, forma parte del Parque Natural Posets Maladeta.

El valle de Chistau es naturaleza, tradición y paisaje. Sus tierras están sembradas de pequeños núcleos típicamente pirenaicos que mantienen la esencia de lo tradicional, con sus casas de piedra e iglesias románicas; y sus senderos permiten realizar paseos y excursiones por un entorno donde la naturaleza se muestra en todo su explendor en cualquier época del año.

Chistau está formado por los pueblos de Saravillo, Gistain, Plan, San Juan de Plan, Sin y Serveto, municipios que ofrecen múltiples oportunidades para descubrir su historia, contemplar la arquitectura tradicional de sus casas, conocer las rutas del Arte Románico, disfrutar su naturaleza paseando por sus paisajes infinitos y deleitarse con su gastronomía, rica en los sabores más tradicionales.

En este incomparable marco se ubica el acogedor pueblo de Saravillo, donde todavía se puede encontrar la tranquilidad tan deseada y disfrutar de las ventajas de la zona; degustar quesos elaborados tradicionalmente, y realizar todo tipo de actividades pensadas para disfrutar del Pirineo en su máxima expresión.

Además de las poblaciones de valle, en los alrededores son numerosos los pueblos que, por su interés turístico, merece la pena visitar: Bielsa, Tella, Aínsa o Boltaña.